¡Vamos a buscar Lunas!

¡Vamos a buscar Lunas!



Era un niño que un día descubrió la Luna y quedó encantado, como si esa luz mágica hubiera acariciado sus ojos y lo invitara a soñar cada noche, o casi todas. Quedó encantado por esa luz de plata que ilumina la noche.

El niño quiso verla también de día, pero se dio cuenta que con el Sol, la Luna prefiere jugar a que es una nube traviesa y redondita, así que mientras esperaba la noche, este niño curioso fue descubriendo y analizando todas las formas de lunas que había a su alrededor. Invitó a mamá a que exploraran la casa, su habitación, su calle, la playa, y una infinidad de objetos, sabores y recuerdos que podían transformar en lunas.

¡Vamos a buscar Lunas!

¡Vamos a buscar Lunas!

Después, invitó a papá y mientras estaban en la playa, de noche, y contando historias de conejos y cuentos viejos, el niño descubrió que la Luna también está en los recuerdos y que, como la Luna, niños y adultos también cambiamos

Quedó encantado por esa luz de plata que ilumina la noche.

 

Otros libros de Vanessa Saint Cyr

  Si quieres comprar algún libro de Vanessa Saint Cyr, puedes hacerlo a través de Amazon.com  pidiéndolo directamente en Ser Mamá en Cancún o por WhatsApp al: 9981 84 40 14.

¡Gracias por ser lector!

Esto también te puede interesar