Me encanta abrazar árboles



 …y estoy segura que a ellos también.

La gente que pasa me mira raro;

me miran raro aunque no los abrace.

No sé por qué me gustan tanto, si ellos no pueden moverse y a mí me encanta volar,

Será porque los árboles no compiten, no buscan aprobación o cobijo; se abrazan por debajo de la tierra, silenciosos, poderosos…
Crecen sin que apenas lo notes,

Tejen sus ramas entre huecos de sol

Se cargan a sí mismos, no se recargan en nadie.

Aceptan inquilinos más débiles, de todo tipo, sobre todo a los que mueven sus ramas en el impulso del vuelo,

y entonces se elevan un poco.

Cada árbol es un beso de oxígeno.

Venimos del mar

y también de los árboles

 

#MamáTransformer

You must be logged in to post a comment Login

Esto también te puede interesar