Si has "escondido" el iPad para limitar el tiempo de tus hijos en los dispositivos móviles, esto te va a interesar.

¿Es el iPad, el Xbox y las tablets las nuevas niñeras?



¿Les ha pasado que han tenido que “perder” el iPad para controlar en sus hijos el acceso a la tableta?

Yo confieso que sí.

*Por Mamá Transformer

Y cuando pasa, cuando de repente, el iPad desaparece de sus ojos, entonces me doy cuenta de lo enganchados que están a pasar tiempo y a “divertirse” con pantallas digitales.

Ya les he preguntado a varias mamás y todas pelamos un poco los ojos cuando nos damos cuenta que nosotras estamos sincronizadas en la preocupación y ellos en seguir jugando y deseando pasar tiempo en el mundo digital.

EL IPAD COMO PACIFICADOR.

Me acuerdo muy bien de esta anécdota hace un par de años: estábamos en McDonalds —no preguntes, todas vamos en algún momento—, miraba a mi alrededor y fui testigo de cómo al inicio de un berrinche, la madre rápidamente dijo: ¿te traigo algo de comer? El niño dijo que sí. Ella se levantó y regresó con un helado y otras cosas que él no le había pedido.

¿Te ha pasado que sacas el iPad, iPhone, Apple TV o cualquier otro recurso electrónico cuando necesitas tenerlos distraídos o concentrados en algo mientras debes atender otras cosas? No finjas, seguramente sí, si no lo has hecho es porque tú hijo nunca ha tenido uno, porque se queda en la escuela hasta las 6 de la tarde, no tienes conexión o se fue la luz en tu casa. Si no aplica ninguna de las anteriores, por favor, comenta.

images-1

Al final, la mamá de McDonalds y yo hemos hecho lo mismo, les ofrecimos un pacificador que después se revierte contra nosotras: ¿cómo hago que elija otra cosa que no sea el iPad o algo de comer cuando no sabe cómo entretenerse? Y ojo que no dije “cuando yo mamá no sé cómo entretenerlo”, ya tienen 7 y 8 años, si no saben entretenerse solos hemos creado un monstruo.

670px-Get-Your-Child-to-Give-You-Back-the-iPad-Intro

En mi defensa, hace años también teníamos un violín —con el que traté de enamorarlo con clases divertidas—, y colores, acuarelas y libros, montones de libros, y se los ofrecía también, pero él quería —y sigue queriendo— el iPad.

Este es un tema recurrente no solo entre mamás, sino en los investigadores, que para el caso hacemos un poco el mismo trabajo.

iPad-for-kids-in-car

La realidad es esta, los dispositivos móviles están por todos lados y los niños empiezan a usarlos a edades muy tempranas. El impacto que estos aparatos tienen en su desarrollo es relativamente desconocido, comenta el Jenny Radesky, instructor clínico de comportamiento y desarrollo pediátrico en la Universidad de Boston. Sin embargo, añade, los niños deben aprender a regular sus sentimientos y emociones en vez de enmascararlos con juegos o programas de distracción.

phpThumb_generated_thumbnailjpg

O si quieren lo podemos poner de esta forma: si el iPad o cualquier otro aparato predomina en la forma de distraer y calmar a un niño, ¿podrá éste desarrollar de forma natural un mecanismo interno de auto regulación? Algunos dedicados a estudiar el desarrollo pedagógico no creen que sea así

Si la empatía se genera por explorar e interactuar con amigos, ¿la estamos retrasando al dejarlos jugar desde pequeños con estos aparatos? Otra vez, ¿cuánto tiempo es “normal” o “conveniente”?

670px-Get-Your-Child-to-Give-You-Back-the-iPad-Step-5

Aquí, desde luego, hay más preguntas que respuestas. Hay muchos estudios que ponen a estos aparatos como lo peor que puede existir para los niños, no se los diré porque, además de que no me gusta la cultura del miedo, para mí la respuesta es sencillamente equilibrio, irónicamente lo más difícil de lograr, y no sólo en este caso.

Creo, además, que la mayoría de los papás, o sea, los hombres, se toman estos temas siempre con menos drama, ellos dicen: “deja, ya se aburrirán de eso, después les da por salir, encontrarán otras vías, otro intereses…” Y otros comentarios como: “ustedes las madres y los estudiosos siempre inventándose temas para preocupar a otros…

¿y entonces? Cuando el papá nos dice algo así, ¿tenemos un tema menos  o uno más que atender?

Otro papá me dijo, ” nuestros hijos nacieron en la era digital, ese tema es generacional y no me parece correcto privar a un niño de lo que marca a su generación, mucho menos si se puede usar para cosas buenas”.

Y así voy por la vida preguntando.

Un día, el iPad tuvo una caída estrepitosa —después de muchas, la pantalla ya estaba estrellada—, pero esta vez no prendió más. Descansé y al mismo tiempo temblé, ¡¡¡se iban a ir sobre mi iPhone, qué horror!!! me no me quedaba otra opción que buscar alternativas.

Mi chico de 8 no me la ponía fácil; después de un graaan drama por la pérdida del iPad, se calmó y me dijo:

Mami, para Navidad —y ya sé que si todo va bien y bla, bla, bla, ¿crees que podamos comprar un iPad nuevo o pedírselo a Santa?

…Continuará

Primera de 3 partes.

Conoces el último libro de Mamá Transformer y otras mamás que escriben, da click en la imagen.

posteMT

You must be logged in to post a comment Login

Esto también te puede interesar