¿Mamá de 1, de 2 o de 3?

Todo lo que cambia con el segundo hijo (o para las muy valientes, con el tercero).

¿Mamá de 1, de 2 o de 3?



 ¿Te acuerdas de lo que hacías con tu primer retoño?A que no haces lo mismo con tu segundo y, mucho menos, con el tercero, (a decir de otras mamás más fecundas y aventuradas). El caso es que con el segundo hijo, tu instinto se reajusta, estás menos ansiosa o preocupada, fluyes en una maternidad menos afectada y pendiente de todo lo que vive y pasa por tu crío.

Por #MamáTransformer

Con el segundo hijo, la tribu aumenta, el ritmo cambia, los sonidos se multiplican, se siente la banda bullir en casa. Pero, más allá de eso, tú como mujer estás viviendo y sintiendo la maternidad con más naturalidad, te sientes más experta, así que el segundo hijo es menos presa de tu foco y angustias.

Por ejemplo, cuando eliges al pediatra del primero, debe estar recomendado por tus mejores amigas y ser alto, dulce y tierno, y a la vez firme y que te inspire control y seguridad, o sea que tu marido es un mequetrefe a su lado. Con el segundo bebé, te viene mejor un pediatra que te quede más cerca y te haga esperar menos en el consultorio. Con el tercero, solo vas si es realmente es urgente.

Con el baño, lo mismo, al primero, todos los días se das un tratamiento y masaje con jabón neutro y agua de garrafón o hervida; con el segundo, si se te pasa un día piensas: “Bueno, tampoco es que se haya revolcado en tierra, no pasa nada si hoy no se baña…”. Al primero lo persigues para tomarle fotos y en el cumpleaños número uno te armas una megafiesta —en la cual el chaval dormido o llorando— y, después, editas un video con todos los grandes momentos. Del segundo, le haces una fiesta al cumplir 4 años y te vuelves loca buscando fotos de cuando nació —y eso porque te las pidieron en la escuela para hacer la línea de la vida.

Y sí, lo más evidente entre un hijo y otro está en que le bajas al nivel de perfección en todo “lo que crees, has leído o te han dicho que debe ser”, pero lo más importante, le bajas a la intensidad en la preocupación. Con el primero, apenas suspira, lo alzas, lo consuelas, le ofreces el pecho… te desvives, vaya, y qué decir de las noches monitoreando su respiración. Con el segundo bebé, lo cargas sólo si sus gritos pueden despertar a los vecinos, y, las que han tenido tres, qué puedo contarles, se le ha quedado dormido en la sillita del coche y en lo que baja las bolsas del super y ve el tema de la comida, se acuerda del niño cuando una hora después llega la abuela y pregunta por el más pequeño.

hepl

También están las expectativas de súper hijo: Llevas a tu recién nacido a una escuela de Estimulación Temprana, un taller de Juegos Madurativos y a practicar natación hasta recibir el diploma de Nadador Pre- Junior; al segundo crío lo llevas no va aninguna clase hasta que entra al kínder, si bien le va, al tercero lo llevas al supermercado.

Y así vamos, cosas entre mamás de varios hijos, un humor o accionar que tal vez les pele los ojos a las mamás de uno solo. Mientras que con el primero juegas a las escondidas, con el tercero te pasas gran parte del día escondiéndote de tus hijos.

Que si esto define la personalidad de los niños, pues claro, muchas teorías hay —y habrá todavía más: que si el segundo sale más relajado, y el tercero zafa mucho mejor del mandato familiar… cada madre tendrá su historia, lo mejor de aumentar la tribu es la multiplicidad de tu amor y la capacidad que descubres en ti al ver tu alma dividida en dos o tres y escuchar, cuando estás de humor, claro, “¡Mamiiiii” en coro a tres voces.

¿Tú qué opinas?

Mira el nuevo libro de Mamá Transformer, te va a encantar. Cómpralo dando click aquí: Amazon

BuenaMT

#Mamá Transformer es un avatar de Vanessa Saint Cyr, escritora y editora, el mote se lo otorgó su hijo de seis años al percatarse de sus poderes de transformación. Desde ese momento salió la primera crónica de Mamá Transformer y después muchos otros relatos cotidianos y divertidos sobre crianza y vida en común que circulan a través de la Web.

Si quieres conocer sus libros para niños y su novela, da click aquí.

logo+suave

Esto también te puede interesar