Escuché el silencio, ¿dónde están los chicos?

Escuché el silencio, ¿dónde están los chicos?



Y de pronto me invadió el silencio y salí corriendo a buscar a mis dos hijos que en vacaciones mantienen un constante buzzzzz de palabras, actividad y energía.

*Por #MamáTransformer

Resulta que el hermano mayor decidió que había esperado demasiado, así que tomó las llaves de la casa, abrió la puerta —las del coche ya las llevaba— metió a su hermano en la sillita del auto y encendió el botón del A/C al máximo porque eran las 11:30 y el sol de verano quemaba, pero no le dio vuelta completa al swich del auto —por suerte—, así que solo salía aire caliente y mi Vikingo de tres añitos se deshacía en la parte trasera.

¿Y tú papá? —pregunté al mayor al verlos a ambos metidos en el coche.

¡Ya nos vamos, se tardan mucho! —me dice con el ceño fruncido.

Fue, ya saben, en un segundo, yo estaba arriba, él abajo y cada uno asumió que el otro estaba a cargo.

La gran máxima en la crianza es: si estás con niños e impera el silencio, algo fuera del radar están haciendo.

Los bajé del auto aperlados de sudor y ya más frescos todos y sin demasiados regaños, pero sí determinantes, su papá y yo explicamos un par de consecuencias de un acto así. Él, nos escuchaba un tanto molesto por haberle frustrado su plan.

Estás poniendo en peligro tu vida y la de tu hermano si haces algo así. No puedes salir sin avisarnos y menos tomar las llaves del coche…

Ya entendí, —dijo decidido.

Tiene siete años y lo único que pienso es que esa persistencia suya he de canalizarla en sus talentos, vamos a ver por dónde empiezo.

Mientras, con niños taaaan resueltos como el mío, los padres debemos estar todo el tiempo comunicados reportando quién está a cargo y a quién le toca tiempo fuera —muy necesario, por cierto— y, la gran máxima en la crianza, si estás con niños e impera el silencio, algo fuera del radar están haciendo.

Por lo pronto, ese empuje de “no lo hacen ustedes, lo hago yo mismo” es un reto que ojalá pase a ser un motor con una buena dósis de paciencia.

Vaya tarea.

logo+suave

Esto también te puede interesar