Bebés con reflujo (no los dejes llorar)

Bebés con reflujo (no los dejes llorar)



No sé si los padecimientos han existido desde siempre y de pronto se les da un nombre o si van surgiendo nuevos padecimientos en cada generación. Tengo en el recuerdo las pláticas de tías y abuelas respecto a que “fulanito era llorón, o vomitón” y clasificaciones del tipo.

Mayra Barrientos #Mamádeotromar

 Ese llorón y vomitón supongo que pudo ser un niño con reflujo a quien dejaron llorar y vomitar hasta que maduró y el reflujo desapareció de forma natural. Cómo saber si ese niño hoy vive con gastritis o conserva algún trauma al respecto, o si aquél “dejarlo llorar” marcó su carácter.

Lo que sí sé es lo angustiante que resulta escuchar llorar a un bebé. La imposibilidad de oír “lo que le sucede o lo que siente”. Y tú (yo, las mamás) no sabemos excatamente si hacemos lo correcto y tenemos que observar, ensayar y errar hasta encontrar el origen del llanto.

Cuando el doctor te dice, “vamos cambiando la leche, vamos probando este medicamento, lleva una bitácora” y el llanto sigue cada tres horas cuando el niño come y vomita y llora y tiene hambre… entonces, el tiempo se hace eterno.

 

Entrevista al Pediatra Maximiliano de León González*

¿Qué es el reflujo?

Es el paso de contenido gástrico hacia el esófago o hacia la boca “sin esfuerzo alguno” o regreso involuntario hacia la boca de comida o secreciones previamente ingeridas.

Hemos escuchado sobre “el reflujo” en recién nacidos y niños pequeños, ¿Cuál es nombre correcto de este padecimiento?

Existen dos Cuadros clínicos:

-REFLUJO GASTROESOFÁGICO (RGE), presente en casi dos tercios de los lactantes menores de 1 año. Es una enfermedad que se autolimita y se resuelve entre los 6 y 12 meses. Sin embargo, en 1 de cada 300 lactantes es patológico, es decir, los lactantes continúan con rejurgitaciones después de los 12 meses. El 50% de los lactantes menores de 3 meses presentan un episodio de regurgitación al día.

-ENFERMEDAD DE REFLUJO GASTROESOFÁGICO (ERGE) en este caso, la rejurgitación ha condicionado inflamación y lesiones de tejidos. Sus manifestaciones clínicas son: rejurgitación, vómito, dificultad para pasar los alimentos, sangrado, apnea, irritabilidad, cianosis, aspiración pulmonar, estridor, tos crónica, falla para crecer.

¿Cuáles son los signos visibles de un niño que tiene reflujo, es decir cómo una madre puede reconocerlo?

La literatura señala que la presencia de 2 ó más rejurgitaciones, en al menos 3 semanas, acompañadas de vómitos, rumiación, hipo y arqueo del cuerpo hacia atrás.

En mi opinión, si un pequeño tiene reflujo o vómito, y además hipo, irritabilidad, se pone arqueado hacia atrás y tiene rumiación, no se pueden esperar tres semanas para iniciar manejo. Se debe acudir lo más pronto posible con un Pediatra Certificado para que inicie una valoración y se efectúen los estudios correspondientes. Principalmente para descartar la presencia de Enfermedad por Reflujo Gastroesofágico, ya que en ese caso será imperativo un tratamiento adecuado. El abordaje debe ser temprano para evitar lesiones secundarias.

Se debe de tomar en cuenta que en la Enfermedad por Reflujo Gastroesofágico (ERGE) existen antecedentes que son importantes: los pacientes con mayor riesgo de ERGE son aquellos que tienen antecedentes de fístula traqueo esofágica, atresia de esófago, daño o retraso mental, asma, fibrosis quística, parálisis cerebral espástica, obesidad.

Por otro lado, considerar que la rejurgitación/vómito puede ser causada por otras enfermedades como la intolerancia a la proteína de la leche de vaca.

¿Bastan las medidas caseras como uso de leche antireflujo o colchón antireflujo?

La evidencia, aunque limitada, reportó que estas fórmulas lácteas, aumentan significativamente el porcentaje de pacientes sin rejurgitación y condicionan mayor aumento de peso.

La OMS señala que el bebé debe estar en “posición boca arriba” . Yo no estoy de acuerdo con esta posición para un niño vomitador, por la posibilidad de aspiración del contenido gástrico al refluir . Yo prefiero lateral o la posición de “semisentado” sin compresión abdominal.

¿Hay cura para el reflujo?

El Reflujo Gastroesofágico se controla con un tratamiento adecuado de hasta 12 meses como máximo, de acuerdo con los estudios documentados. Sin embargo, yo estoy convencido de que el tratamiento, con cuando menos dos fármacos, debe darse durante por lo menos 18 meses. Si se siguió el tratamiento, el reflujo desaparece entre los 3 y 12 meses.

¿Para un niño que padeció reflujo, existe la posibilidad de que el padecimiento regrese en la edad adulta?

Si, aunque las posibilidades son bajas.

¿Hay evidencia científica de que los ultrasonidos excesivos causen reflujo?

No hay evidencia científica. Lo que yo he vivido en los últimos 30 años, es que desde que apareció el ultrasonido y se abusa de él, el número de pacientes con RGE o ERGE se ha visto incrementado importantemente; antes de 1985 únicamente había diagnosticado 2 pacientes con RGE y del ‘85 a la fecha, sólo en mi consultorio, llevo más de 310.

¿Hay evidencia de algo que cause el reflujo en el recién nacido, es decir, sabemos porque se presenta?

A ciencia cierta no se conoce su causa.

¿Qué consecuencias hay en caso de no actuar?

Siempre existe la posibilidad de que, ante una rejurgitación o vómito, el paciente aspire hacia tracto respiratorio el contenido del estomago al refluir y se asfixie.

 

*El Doctor Maximiliano de León González,

Pediatra Urgenciólogo,

Ex Jefe de Urgencias Pediátricas Hospital Juárez de México,

Ex Profesor Adjunto del Curso Universitario de Especialización en Pediatría UNAM y

Miembro Titular de la Academia Mexicana de Pediatría

Contacto:

deleongonzalezm@gmail.com

 

 

 

You must be logged in to post a comment Login

Esto también te puede interesar