CRÓNICAS DE MAMÁ

ÚLTIMO ARTÍCULOS

Lo mejor de tener 40… y tantos

Sí, mis 20 años no volverán por más que los busque y qué reconfortante me resulta sentir que los disfruté con toda la irresponsabilidad y locura que se merecían. Hoy, nada mejor que mis recientes 40 años. Así como se han sumado los años y algunas arrugas, también lo han hecho una gran lista de experiencias, aptitudes y habilidades.…

SEGUIR LEYENDO

Ser o no ser (Madre)

Ella lo tiene claro, así que no da lugar a “accidentes”. Ha hecho demasiadas cuentas y comentado sobre el tema en suficientes sesiones de terapia. Superó rápidamente la presión social y psicológica de que debía cumplir con esa etapa en su vida, la de criar un niño, por lo menos.…

Antes de ti yo no sabía cómo ser mamá; también estoy aprendiendo

No quiero vivir con el peso de que mis decisiones en su educación puedan causarles huellas en el curso de su vida: elijo, tomo responsabilidad, enseño y, también, confío en que mis hijos aprenderán. Soy una mamá rara que reconoce que a veces se equivoca y lo habla con sus hijos. Tomo el reto de críar con consciencia.…

Abuelas del mundo —y otros libros esenciales—

Historias de estas señoras magníficas llamadas abuelas que siempre están para ayudar, deleitar, coser algún calcetín o contar una historia inigualable. “Abuelas de la A a la Z”, es un libro que te hará ver en las abuelas sus enormes atributos. Viajeras, caseras, divertidas, amorosas y geniales cocineras, las abuelas son geniales.…

Ser Papá…

…es disfrutar en lo cotidiano en esa rutina adormecedora, ruidosa de niños y energía; de juguetes regados. Ser papá es reconciliarte con tu niño interior para poder sentarte a jugar con tus hijos, con los hijos de alquien a quien amas. Ser papá es estar presente ahí donde la mente te hace la trampa de buscar un mejor lugar, y salir. Disfrutar observando la inocencia que se va entre las manos. Papás que aman a sus madres que respetan la vida que además de poner la semilla, acompañan en el parto en la vida…

Un día a la vez, el mejor regalo para tus hijos

A que sean responsables de sí mismos. Sus cosas, sus espacios, su cuerpo, sus pensamientos. A que entre los varios sistema de creencias que les estoy dejando sepan que no necesitan a nadie que los complete; valen por sí mismos para cualquier acción que se propongan. …

Parir y sonreír

Cuando despertemos y nos empecemos a dar cuenta de cómo percibimos y…